Connect with us

Tendencias

Aseguran que composición del microbioma puede influir en gravedad del Covid-19

Published

on

La composición del microbioma -las bacterias del intestino- puede influir en la gravedad de la Covid-19, así como en la magnitud de la respuesta del sistema inmune a la infección, según una investigación de la Universidad China de Hong Kong.

Los desequilibrios en la composición del microbioma también pueden estar implicados en la persistencia de los síntomas inflamatorios una vez superada la enfermedad, indica la investigación, que publica la revista Gut del grupo British Medical Journal.

El intestino es el órgano inmunológico más grande del cuerpo y se sabe que las bacterias que residen en él influyen en las respuestas inmunológicas, por eso los investigadores querían averiguar si el microbioma podría afectar a la respuesta del sistema inmunológico a la infección por Covid-19, señala la revista en un comunicado.

El equipo obtuvo muestras de sangre y heces e historiales médicos de 100 pacientes hospitalizados por Covid-19 entre febrero y mayo de 2020, así como de 78 personas sanas que participaban en un estudio microbiano anterior a la pandemia.

Para caracterizar el microbioma, 41 de los pacientes con Covid-19 proporcionaron múltiples muestras de heces durante su estancia en el hospital, y 27 de ellos lo siguieron haciendo 30 días después de la eliminación del virus SARS-CoV-2.

El análisis de las muestras de heces mostró que la composición del microbioma «difería significativamente» entre los pacientes con y sin la enfermedad, independientemente de si habían sido tratados con fármacos, incluidos antibióticos.

Los pacientes con Covid-19 tenían un mayor número de bacterias Ruminococcus gnavus, Ruminococcus torques y Bacteroides dorei, que las personas sin la infección y «muchas menos especies que pueden influir en la respuesta del sistema inmunológico».

En este sentido, las cifra más bajas del Bifidobacterium adolescentis, Faecalibacterium prausnitzii y Eubacterium rectale «se asociaron particularmente con la gravedad de la infección después de tener en cuenta el uso de antibióticos y la edad del paciente».

Además, el número de estas últimas bacterias permaneció bajo en las muestras recogidas hasta 30 días después.

Por otra parte, la Covid-19 hace que el sistema inmunológico produzca citoquinas inflamatorias, que en ocasiones pueden ser excesivas, desencadenando la llamada «tormenta de citoquinas», que causa un daño generalizado en los tejidos, «shock» séptico y fallo multiorgánico.

El análisis de las muestras de sangre mostró que el desequilibrio microbiano encontrado en los pacientes con Covid-19 «también estaba asociado con niveles elevados de citoquinas inflamatorias y marcadores sanguíneos de daño tisular».

Esto «sugiere que el microbioma intestinal podría influir en la respuesta del sistema inmunológico» a la infección por Covid-19 y afectar potencialmente a la gravedad y el resultado de la enfermedad», según los investigadores, citados por la revista.

Un parte de los pacientes que superaron la enfermedad experimentaron síntomas persistentes como fatiga, disnea y dolores articulares, que en ocasiones persistían 80 días después de la aparición de los síntomas.

Por eso, el equipo plantea la posibilidad de que un microbioma intestinal en desequilibrio «podría contribuir a los problemas de salud relacionados con el sistema inmunológico después de la Covid-19».

Los autores precisan que su estudio es de tipo observacional por lo que no puede establecer la causa y, además, el microbioma varía ampliamente entre poblaciones, por lo que los cambios observados en esta investigación «pueden no ser aplicables a otros pacientes con covid-19 en otros lugares».

Sin embargo, destacan «la creciente evidencia que muestra que los microbios intestinales están vinculados a enfermedades inflamatorias dentro y fuera del intestino».

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias

Alertan de los peligros de las inyecciones de ácido hialurónico

Publicada

on

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y Productos Sanitarios francesa (ANSM, en sus siglas en francés) ha alertado de que en lo que va de año ha recibido unos cuarenta informes de reacciones adversas después de inyecciones de ácido hialurónico (para llenar arrugas o cambiar el volumen corporal), realizadas por personas no autorizadas.

Estos efectos adversos, que pueden llegar hasta infecciones graves o necrosis de la piel, están relacionados principalmente con prácticas irregulares, como el incumplimiento de las condiciones de higiene o la inyección mal realizada. «Estas prácticas llevadas a cabo por no médicos son peligrosas y están prohibidas: alertamos a las personas que desean beneficiarse de este tipo de inyecciones sobre sus peligros y recordamos que solo los médicos pueden realizarlas», ha denunciado la ANSM.

Los ácidos hialurónicos inyectables con fines estéticos son absorbibles durante un periodo de tiempo más o menos largo, dependiendo de su naturaleza y concentración, si bien su uso está regulado y reservado a los médicos ya que están formados en la anatomía de la cara y el cuerpo, así como en los efectos y riesgos involucrados, y la trazabilidad del producto inyectado (tipo, marca, número de lote).

Las reacciones adversas a corto plazo más comunes, relacionadas con el uso indebido de estos productos, son la infección local del área donde se inyectó el producto, que puede generalizarse (septicemia) si la infección localizada no se controla rápidamente; y la contaminación viral (incluido el VIH) o bacteriana si se comparte el equipo utilizado.

Si la inyección del producto se lleva a cabo en un vaso sanguíneo, se puede producir necrosis que puede provocar la amputación de tejidos si el producto se inyecta en un vaso sanguíneo, y pérdida de la vista (ceguera) si es un vaso que riega el ojo. A largo plazo, los riesgos son la mala posición del producto inyectado debido a su migración e inflamación de los tejidos inyectados.

Solo los médicos saben y cuentan con los medios (antídoto) para controlar los efectos secundarios inmediatos, como una alergia al producto inyectado (shock anafiláctico), necrosis/isquemia (vasos sanguíneos obstruidos), el tratamiento médico adecuado (antibiótico, antiinflamatorio o hialuronidasa) y el seguimiento.

Además, dominan las normas de higiene relacionadas con los actos de cuidado, pero también las de los residuos quirúrgicos (por ejemplo, la jeringa sucia) que evitan el riesgo de contaminación por el VIH o las enfermedades transmisibles por hepatitis C. Asimismo, la agencia reguladora francesa ha destacado la necesidad de que las personas que deseen utilizar productos inyectables de relleno de arrugas consulten con su médico estético si necesitan aclaraciones o información adicional sobre este tema.

En España recientemente el juzgado de lo penal de Barcelona ha reconocido que personal no médico no puede realizar tratamientos de medicina estética. De hecho, ha dictado sentencia condenatoria a 16 meses de prisión por un delito de intrusismo, salud pública y lesiones en Cataluña.

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), personada en este caso como acusación popular y tras diez largos años de instrucción, ha celebrado la sentencia: «es un paso muy importante para la seguridad de los pacientes».

Sigue leyendo

Tendencias

Encuentran un vínculo entre una bacteria de las encías y el Alzheimer

Publicada

on

Una nueva investigación publicada en la revista científica ‘Frontiers in Aging Neuroscience’ por científicos de la Universidad de Tufts (Estados Unidos) ha encontrado una relación entre la bacteria ‘Fusobacterium nucleatum’ (‘F. nucleatum’) y la enfermedad de Alzheimer.

La ‘F. nucleatum’ es un tipo de bacteria común que prolifera en la enfermedad periodontal. Afecta a las encías y al hueso de la mandíbula y, si no se trata, provoca la inestabilidad de los dientes y su pérdida. En los últimos años, ‘F. nucleatum’ se ha relacionado con afecciones que van desde el cáncer colorrectal hasta el parto prematuro de bebés.

«En este estudio, nuestro laboratorio es el primero en descubrir que el ‘Fusobacterium nucleatum’ puede generar inflamación sistémica e incluso infiltrarse en los tejidos del sistema nervioso y exacerbar los signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer», afirma Jake Jinkun Chen, líder del trabajo.

‘F. nucleatum’ también puede generar una inflamación generalizada grave, que es un síntoma de muchas enfermedades crónicas, como la diabetes de tipo 2 y la enfermedad de Alzheimer.

Chen y sus colegas creen que al atacar la ‘F. nucleatum’ pueden frenar la propagación y la progresión de al menos dos epidemias: la enfermedad periodontal, que afecta al 47 por ciento de los adultos estadounidenses mayores de 30 años, y el Alzheimer, que afecta a 6,5 millones de estadounidenses en la actualidad y se espera que aumente a más de 14 millones en 2060.

Las últimas investigaciones, realizadas en ratones, muestran que ‘F. nucleatum’ provoca una proliferación anormal de las células microgliales, que son células inmunitarias del cerebro que normalmente eliminan las neuronas dañadas y las infecciones y ayudan a mantener la salud general del sistema nervioso central.

Los investigadores descubrieron que este exceso de células microgliales también creó una mayor respuesta inflamatoria. Se cree que la inflamación o infección crónica es un factor determinante en el deterioro cognitivo que se produce a medida que avanza el Alzheimer.

«Nuestros estudios demuestran que ‘F. nucleatum’ puede reducir la memoria y las capacidades de pensamiento en ratones a través de determinadas vías de señalización. Esto es una señal de alarma tanto para los investigadores como para los médicos», afirma Chen.

En el pasado, los científicos han planteado posibles vínculos entre la enfermedad periodontal y el Alzheimer. Aunque la nueva investigación no demuestra que la enfermedad periodontal relacionada con el ‘F. nucleatum’ conduzca directamente a la enfermedad de Alzheimer, el nuevo estudio sugiere que la enfermedad periodontal causada por el ‘F. nucleatum’ y dejada sin tratar o mal tratada podría exacerbar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. A la inversa, el tratamiento eficaz de la enfermedad periodontal en quienes tienen Alzheimer en fase inicial podría ralentizar la progresión del Alzheimer.

«Los análisis de la carga bacteriana y el grado de los síntomas podrían convertirse algún día en una forma de medir los efectos de ‘F. nucleatum’ y gestionar el tratamiento para frenar la progresión tanto de la enfermedad periodontal como del Alzheimer», detalla Chen.

Su investigación también sugiere posibles dianas farmacológicas que podrían aplacar específicamente la inflamación local y sistémica causada por ‘F. nucleatum’ en un entorno periodontal.

Sigue leyendo

Tendencias

Candida auris, el hongo “asesino” que se propaga por el mundo

Publicada

on

Los medicamentos actuales no son especialmente eficaces contra los hongos y la situación es cada vez más difícil porque estos organismos están desarrollando resistencia a los tratamientos antimicrobianos, al igual que las bacterias.

La Candida auris es un patógeno emergente que se conoce desde hace unos cinco años. Se trata de un hongo muy agresivo y altamente resistente a los principales antibióticos. Preocupa ahora porque la comunidad científica ha detectado que está proliferando debido al calentamiento global.

Las alarmas saltaron hace unos días tras conocerse el caso de un paciente que ingresó en el hospital All’Angelo en Mestre (Italia). El paciente es un veneciano que trabaja en el extranjero y regresó después de haber sido operado fuera de Italia de otras enfermedades graves. Y es precisamente en el centro de salud extranjero donde el hombre pudo haber contraído esta infección propia de los ambientes hospitalarios.

Conocido como el “hongo asesino”, Candida auris causa infecciones invasivas graves y brotes con una alta mortalidad. De hecho, puede acabar con la vida de la mitad de los afectados en tres meses. Las posibilidades de no sobrevivir a la infección fúngica oscilan entre el 30 y el 70%, dependiendo de las patologías previas de los pacientes. Puede provocar infecciones graves en las personas vulnerables, pero sobre todo preocupa por su contagiosidad, ya que se puede transmitir por contacto con una persona infectada, pero también con superficies.

“Puede colonizar la piel de las personas y contaminar las superficies y el medio ambiente”, confirma al medio Corriere del Veneto, director de Microbiología del Hospital All’Angelo, Claudio Scarparo. “Es difícil de erradicar porque es resistente a los antisépticos comunes. En Liguria tardaron dos años en deshacerse de él”, explica en referencia a un brote del hongo en Italia en 2019. “Hemos hecho test a todas las personas hospitalizadas en planta, al sanitario y a las superficies y de momento los resultados son negativos”, añade el experto.

La Candida auris se aisló por primera vez en 2009 en Japón. Sin embargo, el primer espécimen conocido hasta la fecha data de 1996 y fue identificado retrospectivamente en algunas muestras coreanas. Desde entonces, la cantidad de casos ha aumentado rápidamente y ya se ha propagado en más de 50 países. En Europa, los primeros brotes se detectaron por primera vez en 2015 en Francia y también se han aislado algunos casos en Liguria y Emilia-Romaña (Italia).

La presencia de este patógeno solo puede establecerse mediante análisis microbiológicos específicos , ya que los síntomas de la infección son bastante generales e incluyen dolor muscular, dificultad para tragar, fiebre, fatiga y acidez estomacal. Lo que más sorprende es su capacidad de resistencia a los medicamentos. Alrededor de 9 de cada 10 de los casos aislados hasta el momento, han mostrado resistencia al menos a una de las tres clases de antifúngicos (equinocandinas, azoles y polienos) típicamente utilizados para este tipo de infección.

Sigue leyendo

Tendencias

OMS en alerta por nueva variante del Covid-19

Publicada

on

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está en alerta por la aparición y propagación de una nueva variante de la Covid-19, la cual es conocido como “centauro” (BA.2.75). Según los datos de la institución, la cepa ya se encuentra circulando por diez países.

El organismo apuntó que está especialmente preocupada por la gran propagación en la India. En este país, la OMS detectó que hay una rápida reproducción de la variante, puesto que ya supone el 20% de los casos totales en el subcontinente indio.

La variante ya fue detectada en India, Australia, Canadá, Alemania, Nueva Zelanda, Reino Unido, Israel y Estados Unidos.

Los análisis indicaron que se trata de una variante perteneciente al linaje de la reconocida ómicron. Sin embargo, estudios apuntan a que la velocidad de expansión puede quintuplicar a sus predecesoras, entre las cuales ha destacado su alta capacidad de contagio.

La científica Soumya Swaminathan precisó que centauro cuenta con varias mutaciones en la proteína de la espícula, la cual es la puerta de entrada del virus al cuerpo humano. Sin embargo, en total cuenta con 16 variaciones, según reseñó El Heraldo.

NUEVA VARIANTE PUEDE SER MÁS VIRULENTA

Producto de las mutaciones en la proteína de la espícula, los especialistas sospechan que esta variante puede ser más virulenta. Esto se debe a que es más indetectable para el sistema inmune, tanto para vacunados como no inmunizados.

La comunidad científica está en alerta por esta nueva variante, dado que cuenta con grandes diferencias con las cepas anteriores. Por lo tanto, los especialistas pretenden seguir investigando las mutaciones y determinar el riesgo que puede significar.

Sin embargo, como consecuencia de la insuficiente información, la OMS todavía no agregó la variante centauro a la lista de Variante de Preocupación (VOC). Las próximas semanas serán vitales para determinar el alcance de la mutación y concretar su alcance.

Sigue leyendo

Tendencia

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: