Connect with us

Entretenimiento

Identifican zonas muertas del océano donde no puede existir vida

Published

on

Los océanos son lugares lleno de vida. Incluso a grandes profundidades existen seres abisales y otras criaturas que, a pesar de la ausencia de luz, viven sin problema. Sin embargo, hay ciertos puntos en los océanos donde la vida no puede establecerse: las zonas deficientes en oxígeno u ODZ, por sus siglas en inglés.

A pesar de que constituyen menos de 1 por ciento del volumen total del océano, estas zonas son una fuente importante de óxido nitroso, un potente gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático.

Ahora, los científicos del MIT generaron un atlas tridimensional detallado con las ODZ más grandes del mundo. Este atlas, publicado en el Global Biogeochemical Cycles, ofrece mapas de alta resolución de los dos principales núcleos de agua privados de oxígeno en el Pacífico tropical.

Los mapas revelan el volumen, la extensión y las diferentes profundidades de cada ODZ. Para crearlos, utilizaron un nuevo método con el que fueron capaces de procesar más de 40 años de datos oceánicos con un total de 15 millones de mediciones tomadas por barcos y robots autónomos desplegados por el Pacífico tropical.

La primera zona va desde la costa de América del Sur y mide unos 600,000 kilómetros cúbicos (aproximadamente el volumen de agua que llenaría 240,000 millones de piscinas olímpicas). La segunda zona está ubicada frente a la costa de Centroamérica y es aproximadamente tres veces más grande que la anterior.

Estas zonas muertas surgen de forma natural debido a que los microbios marinos devoran el fitoplancton que se hunde junto con todo el oxígeno disponible. Pese a que estas observaciones de las zonas deficientes en oxígeno del Pacífico tropical son las más detalladas hasta la fecha, los investigadores esperan continuar ampliando la información en los próximos años.

Entretenimiento

Isla esconde el misterio del pez más grande del mundo

Publicada

on

¿Qué atrae al pez más grande del mundo a las islas Azores? La extraña migración del tiburón ballena, que llega a estas aguas del Atlántico arropado por toneladas de atunes, es el misterio que centra el documental «A Ilha dos Gigantes» (La isla de los gigantes).

El proyecto comenzó en 2008, cuando los pescadores de las Azores comenzaron a hablar de los «pintados» que llegaban en verano a la isla de Santa María, en el extremo sur del archipiélago, rodeados de gigantescas colonias de atunes, explica a Efe Nuno Sá, cámara acuático y director del documental.

A partir de ahí, pescadores, investigadores y observadores se pusieron manos a la obra con la tecnología más potente para estudiar la migración de unos animales que suelen habitar en aguas cálidas tropicales y subtropicales.

Pero, después de varios periodos estivales, los tiburones ballena, que pueden alcanzar los 17 metros de longitud y las 34 toneladas y son capaces de recorrer la mitad de la circunferencia de la tierra, dejaron de acercarse a la isla portuguesa.

«Durante siete u ocho años este documental se quedó guardado en un cajón y olvidado porque no había una historia, hasta que hace unos años volvieron», recuerda Sá.

Pero ¿cuál es el motivo de su paso por Azores?

Calentamiento global

La migración de los tiburones ballena a la Isla de Santa María en los veranos más cálidos es producto de la actividad humana, concluyen los expertos.

«Una de las hipótesis es que estas ocurrencias del tiburón ballena sean una consecuencia del calentamiento global y, particularmente, de la temperatura del agua», apunta a Efe el investigador Jorge Fontes.

«Todo parece indicar que por eso empezaron a aparecer en las últimas décadas y parecen ir cada vez más al norte, porque las aguas del planeta entero están un poco más calientes», añade Nuno Sá.

Además, el cruce de corrientes frías y calientes y la amplia biodiversidad de la zona, con aguas ricas en nutrientes que en verano producen la cantidad de alimentos necesaria para este tiburón facilita su presencia en la zona.

Todo ello justificaría la migración y por qué sólo los más grandes de esta especie llegan a Azores, al tener una mayor capacidad para soportar temperaturas más frías.

Los atunes, su principal aliado

Otra de las grandes incógnitas es la relación de estos gigantes con los bancos de atunes que les acompañan y que, según los investigadores, responde a una estrategia de caza.

«Nos dimos cuenta de que el tiburón ballena solo conseguía alimentarse si tenía atunes que le ayudasen a acorralar y concentrar los pequeños peces de los que se alimentan», detalla Fontes.

El tiburón, demasiado lento para salir de caza, detectaría a sus víctimas, se pararía y dejaría que los atunes la rodearan formando una especia de bola que el pez más grande del mundo atraviesa para alimentarse.

Lo que todavía es un misterio es qué ventaja encuentran los atunes.

«Tal vez sea porque, por naturaleza, a los atunes les gusta agregarse en sitios de referencia y el tiburón ballena sea ese punto. Otra hipótesis es que los tiburones ballena sean mejores que los atunes al detectar los peces pequeños», apunta el cámara Nuno Sá.

Todo el ecosistema está interconectado

Pero los atunes no son los únicos aliados del tiburón ballena.

Los investigadores recuerdan que en 2019 los atunes desaparecieron de Santa María y los gigantes encontraron sustituto en las bacaladillas.

El documental se proyectará en la Conferencia de los Océanos de Naciones Unidas, que acogerá Lisboa entre el 27 de junio y el 1 de julio.

Su mensaje es claro: «No existe un problema aislado en los océanos».

«Llegamos a la conclusión de que el calentamiento global hasta afecta al mayor pez del mundo, lo que básicamente es afectar a nuestro ecosistema y nuestro planeta entero», resume Nuno Sá.

«Tenemos que encarar el ecosistema y las amenazas como un todo, como una comunidad en la que todo está relacionado (…) Tenemos que pensar siempre en nuestra supervivencia y nuestra calidad de vida como estado dependiente de un gran ecosistema en el que todo está interconectado», concluye Fontes.

Sigue leyendo

Entretenimiento

Inauguran el puente diamond en Georgia

Publicada

on

Inauguraron el Puente Diamond de Georgia en la Reserva Natural de Tsalka, situado entre un desfiladero en el cañón de Dashbashi.

El Puente Diamond de Kassland es una maravilla de la arquitectura y la visión.

La pasarela tiene más de 780 pies de largo, está parcialmente cubierta con vidrio y en el centro hay una estructura de diamante que funciona como una plataforma de observación.

Sigue leyendo

Entretenimiento

¿Qué es un jardín inteligente?

Publicada

on

Resulta que la tecnología está tan avanzada que ahora cuidar un jardín puede ser una tarea menos que cumplir, ya que hay opciones que facilitan esto. Es decir que lo que anteriormente era tarea personal, el jardín será inteligente al recibir los mismos cuidados pero a través de un sistema especial.

¿Y cómo es posible? Pues gracias a la creación de un robot cortacésped STIHL iMOW, que fue diseñado con la capacidad de cuidar el césped de forma inteligente siguiendo el plan de trabajo programado y gestionando, tanto las horas de corte necesarias como el estado de carga de su propia batería.

El diseño de STIHL están basadas en el almacenamiento en la nube, el Big Data y el Internet de las cosas, ya es posible conocer cuál es el estado de tu jardín para mantenerlo en óptimas condiciones.

Podrás acceder a la información desde tu smartphone o la tablet, desde cualquier lugar y en cualquier momento. En definitiva, un cortacésped que destaca no solo por ser inteligente, sino también por ser extremadamente silencioso, ligero y cómodo.

Sigue leyendo

Entretenimiento

Homo erectus de Gongwangling: El primer poblador de China

Publicada

on

El Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (Cenieh) participó en un estudio sobre los restos craneales hallados en el yacimiento chino de Gongwangling, cuyos resultados indican que Asia pudo ser poblada por sucesivas poblaciones de la especie Homo erectus en diferentes momentos del Pleistoceno.

Según un comunicado, investigadores del español Cenieh forman parte de un equipo de científicos chinos, españoles y franceses, que acaba de publicar en la revista ‘Journal of Human Evolution’ un estudio sobre el que posiblemente es el fósil humano más antiguo de China.

Los investigadores emplearon técnicas de micro-CT, morfometría geométrica y morfología clásica para indagar sobre los restos del maxilar y cinco dientes del cráneo del yacimiento chino de Gongwangling.

Este yacimiento se localiza en las llanuras situadas en la ladera norte de las montañas de Quinling (provincia de Shaanxi, centro de China) y fue descubierto en 1963 por el científico Woo Ju-Kang.

La antigüedad del yacimiento fue reevaluada en 2015 mediante estudios de paleomagnetismo de la región que sugieren que los restos de Gongwangling datan de hace algo más de 1,6 millones de años, por lo que pudieron pertenecer a uno de los primeros seres humanos que colonizaron el actual estado de China.

Según los resultados de este estudio, existen similitudes entre los dientes de Gongwangling y los de otros yacimientos chinos algo más recientes: Meipu y Quyuan River Mouth; pero también cierta variabilidad, que sugiere una cierta diversidad de las poblaciones de Homo erectus que colonizaron Asia durante el Pleistoceno.

La importancia de este nuevo trabajo radica en la escasez de información sobre la colonización temprana de Asia.

El yacimiento de Dmanisi (República de Georgia) proporciona evidencias muy importantes sobre los primeros pobladores de Asia, que llegaron de Africa hace aproximadamente dos millones de años.

Sin embargo, falta mucha información para conectar Dmanisi con las poblaciones de Homo erectus clásico de China (Hexian, Yiyuan, Xichuan o Zhoukoudian), que vivieron en esta gran masa continental hace entre 400.000 y 800.000 años.

«El yacimiento de Gongwangling viene a llenar este enorme lapso temporal y sugiere que Asia pudo ser poblada por sucesivas poblaciones de la especie Homo erectus en diferentes momentos del Pleistoceno», señala José María Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiología del Cenieh y codirector de Atapuerca (Burgos, norte de España).

El cráneo Gongwangling presenta todas las características descritas en Homo erectus: cráneo bajo y muy alargado, de huesos muy gruesos, que protegían un cerebro de unos 780 centímetros cúbicos; frontal fuertemente inclinado, con arcos superciliares muy marcados y formando una especie de visera de doble arco encima de los ojos, parietales aplanados, que se elevan en la parte alta del cráneo formando una quilla sagital; anchura máxima de los parietales situada en la base del cráneo.

El occipital de Gongwangling está incompleto, pero la reconstrucción muestra cómo este hueso gira de forma muy abrupta para formar la base del cráneo.

Sigue leyendo

Tendencia

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: