Connect with us

Tendencias

Estudio acerca el sueño de una vacuna contra el cáncer

Published

on

Desde hace unos años, la frontera de la investigación del cáncer no está dentro del tumor, sino en todo lo que le rodea. Los oncólogos lo denominan microambiente: un mundo microscópico del que aún se entiende muy poco.

 Las células tumorales avanzan tendiendo nuevos vasos sanguíneos con los que alimentar su crecimiento aberrante. En muchos casos, alrededor del tumor se congregan bacterias que pueden estar influyendo en la enfermedad. En ocasiones también hay células del sistema inmune que parecen dormidas. En el ambiente de los tumores más letales y difíciles de tratar —como los de páncreas o cerebro— apenas hay linfocitos T, el tipo de célula inmunitaria capaz de localizar y aniquilar cualquier amenaza externa. Es como si el cáncer llevase una capa de invisibilidad.

Nueve de cada diez muertes por cáncer se deben en parte a este problema: cuando los médicos detectan la enfermedad, está ya se ha extendido a otros órganos causando metástasis.

Uno de los mayores retos de la oncología es conseguir vacunas que convoquen a muchos efectivos distintos del sistema inmune al campo de batalla del microambiente tumoral sin importar en qué órgano esté. Para ello hay que encontrar un mecanismo molecular común a todos esos tumores. El problema es que el cáncer lleva millones de años evolucionando junto a nosotros y usa mecanismos biológicos muy similares a los de las células sanas. Matarlo puede suponer también matar al paciente. Esta dificultad ha hecho que la mayoría de vacunas contra el cáncer que se persiguen en la actualidad sean personalizadas para cada paciente y su cáncer. Esto plantea unos retos económicos y técnicos enormes: el cáncer es una de las enfermedades más prevalentes del mundo con unos 18 millones de nuevos casos diagnosticados cada año.

Un estudio ha reavivado el sueño de una vacuna polivalente contra el cáncer. Se trata de una nueva molécula identificada por el médico y experto en inmunoterapia Kai Wucherpfennig, del Instituto Dana-Farber de Cáncer, en Boston, que usa una nueva táctica para despojar a los tumores de su invisibilidad.

El cáncer daña el ADN de las células y en respuesta a ese daño se producen dos proteínas llamadas MICA Y MICB. En condiciones normales servirían para alertar al sistema inmune, pero el cáncer ha desarrollado la capacidad de cortarlas y diluirlas, lo que le hace invisible ante las defensas del organismo.

El equipo de David Mooney, bioingeniero de la Universidad de Harvard, diseñó una vacuna basada en la molécula identificada por su colega del Dana-Farber que genera anticuerpos contra esas dos proteínas. Estas moléculas se unen a ellas e impiden su cortado. Eso retira la capa de invisibilidad del tumor y hace que al lugar acudan dos tipos de células inmunitarias: linfocitos T y células asesinas naturales. Ambas vuelven a ser capaces de identificar las proteínas, se unen a ellas y destruyen las células tumorales donde están presentes.

Los científicos han mostrado que la vacuna es efectiva en varios experimentos con ratones y además han observado que genera una respuesta inmune adecuada en monos. Esta inmunización funciona incluso en casos de tumores avanzados que han causado metástasis en los animales.

“Esta vacuna podría ayudar a muchos enfermos con diferentes tipos de cáncer porque no depende de las mutaciones específicas en el cáncer de cada paciente”, explica el bioingeniero Mooney. Su equipo lleva años desarrollando vacunas basadas en estructuras tridimensionales microscópicas que una vez inyectadas funcionan como un cuartel general al que acuden decenas de miles de células del sistema inmune capaces de generar anticuerpos contra las proteínas del tumor y estimular a otros efectivos, sobre todo los linfocitos T y las asesinas naturales.

Este nuevo prototipo de vacuna contra el cáncer se ha publicado en Nature, referente de la ciencia mundial. Una de las características más destacadas es que inhabilita uno de los mecanismos de invisibilidad ante el sistema inmune más utilizados por muchos tipos de tumores, incluidos los de páncreas y glioblastoma cerebral. “El principal mensaje es que es posible desarrollar vacunas que funcionen en muchos pacientes y en tipos de tumor diferentes”, resume Wucherpfennig. El equipo planea comenzar ensayos clínicos con pacientes el próximo año.

El desarrollo de fármacos efectivos contra el cáncer es una tarea complejísima. Solo tres de cada 100 nuevos medicamentos de este tipo consiguen pasar todas las pruebas en pacientes y llegar al mercado. La tasa de éxito es menor con los tumores más complicados de combatir. Sin embargo, esta y otras aproximaciones persiguen añadir una nueva arma que sumar a los tratamientos ya a aprobados.

“Este estudio forma parte de una nueva aproximación a la inmunoterapia”, explica Ignacio Melero, inmunólogo del Centro de Investigación de Medicina Aplicada de la Universidad de Navarra. “La idea consiste en inmunizar para que se formen autoanticuerpos frente a mecanismos que usa el tumor para evadir la respuesta del sistema inmune, de forma que en pacientes vacunados se potencia la efectividad de los tratamientos de inmunoterapia. Una aproximación similar con otro tipo de vacuna ha conseguido resultados prometedores contra el melanoma”, resalta Melero.

Se refiere a los primeros ensayos clínicos en pacientes con una vacuna experimental basada en una pequeña proteína llamada IO103 que estimula la capacidad de reacción de los linfocitos T y que se administra junto a inhibidores de punto de control, un tipo de inmunoterapia contra el cáncer ya aprobada. “Hay que esperar a ver lo que deparan los ensayos clínicos, pero los resultados hasta ahora invitan a pensar que pueden sostenerse en pie”, añade Melero.

Pedro Romero, codirector del Instituto Ludwig de Investigación del Cáncer, en Suiza, resume la dificultad de conseguir vacunas no personalizadas. “El cáncer no es una entidad patológica uniforme; sino que puede haber más de 700 diferentes que se definen por perfiles moleculares distintivos. Todos los tratamientos anticáncer eficaces lo son contra un número limitado de esos subtipos de cáncer. No se puede esperar algo distinto de las futuras vacunas contra el cáncer. Sí es posible que algunas inmunizaciones como la descubierta por este grupo del Dana-Farber funcionen contra un grupo importante de tumores, lo que sería un logro importante. El biomarcador en este caso sería el nivel en la sangre de las moléculas MICA y MICB”, detalla.

Romero es optimista sobre el potencial de estas vacunas terapéuticas. “Es concebible utilizar una combinación de los dos tipos de vacunas, semi-universales y personalizadas. Habría sinergias potencialmente beneficiosas para el tratamiento de los pacientes. La inmunoterapia del cáncer está en su infancia, llegando a la adolescencia. La promesa es enorme”, concluye.

Tendencias

Alertan de los peligros de las inyecciones de ácido hialurónico

Publicada

on

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y Productos Sanitarios francesa (ANSM, en sus siglas en francés) ha alertado de que en lo que va de año ha recibido unos cuarenta informes de reacciones adversas después de inyecciones de ácido hialurónico (para llenar arrugas o cambiar el volumen corporal), realizadas por personas no autorizadas.

Estos efectos adversos, que pueden llegar hasta infecciones graves o necrosis de la piel, están relacionados principalmente con prácticas irregulares, como el incumplimiento de las condiciones de higiene o la inyección mal realizada. «Estas prácticas llevadas a cabo por no médicos son peligrosas y están prohibidas: alertamos a las personas que desean beneficiarse de este tipo de inyecciones sobre sus peligros y recordamos que solo los médicos pueden realizarlas», ha denunciado la ANSM.

Los ácidos hialurónicos inyectables con fines estéticos son absorbibles durante un periodo de tiempo más o menos largo, dependiendo de su naturaleza y concentración, si bien su uso está regulado y reservado a los médicos ya que están formados en la anatomía de la cara y el cuerpo, así como en los efectos y riesgos involucrados, y la trazabilidad del producto inyectado (tipo, marca, número de lote).

Las reacciones adversas a corto plazo más comunes, relacionadas con el uso indebido de estos productos, son la infección local del área donde se inyectó el producto, que puede generalizarse (septicemia) si la infección localizada no se controla rápidamente; y la contaminación viral (incluido el VIH) o bacteriana si se comparte el equipo utilizado.

Si la inyección del producto se lleva a cabo en un vaso sanguíneo, se puede producir necrosis que puede provocar la amputación de tejidos si el producto se inyecta en un vaso sanguíneo, y pérdida de la vista (ceguera) si es un vaso que riega el ojo. A largo plazo, los riesgos son la mala posición del producto inyectado debido a su migración e inflamación de los tejidos inyectados.

Solo los médicos saben y cuentan con los medios (antídoto) para controlar los efectos secundarios inmediatos, como una alergia al producto inyectado (shock anafiláctico), necrosis/isquemia (vasos sanguíneos obstruidos), el tratamiento médico adecuado (antibiótico, antiinflamatorio o hialuronidasa) y el seguimiento.

Además, dominan las normas de higiene relacionadas con los actos de cuidado, pero también las de los residuos quirúrgicos (por ejemplo, la jeringa sucia) que evitan el riesgo de contaminación por el VIH o las enfermedades transmisibles por hepatitis C. Asimismo, la agencia reguladora francesa ha destacado la necesidad de que las personas que deseen utilizar productos inyectables de relleno de arrugas consulten con su médico estético si necesitan aclaraciones o información adicional sobre este tema.

En España recientemente el juzgado de lo penal de Barcelona ha reconocido que personal no médico no puede realizar tratamientos de medicina estética. De hecho, ha dictado sentencia condenatoria a 16 meses de prisión por un delito de intrusismo, salud pública y lesiones en Cataluña.

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), personada en este caso como acusación popular y tras diez largos años de instrucción, ha celebrado la sentencia: «es un paso muy importante para la seguridad de los pacientes».

Sigue leyendo

Tendencias

Encuentran un vínculo entre una bacteria de las encías y el Alzheimer

Publicada

on

Una nueva investigación publicada en la revista científica ‘Frontiers in Aging Neuroscience’ por científicos de la Universidad de Tufts (Estados Unidos) ha encontrado una relación entre la bacteria ‘Fusobacterium nucleatum’ (‘F. nucleatum’) y la enfermedad de Alzheimer.

La ‘F. nucleatum’ es un tipo de bacteria común que prolifera en la enfermedad periodontal. Afecta a las encías y al hueso de la mandíbula y, si no se trata, provoca la inestabilidad de los dientes y su pérdida. En los últimos años, ‘F. nucleatum’ se ha relacionado con afecciones que van desde el cáncer colorrectal hasta el parto prematuro de bebés.

«En este estudio, nuestro laboratorio es el primero en descubrir que el ‘Fusobacterium nucleatum’ puede generar inflamación sistémica e incluso infiltrarse en los tejidos del sistema nervioso y exacerbar los signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer», afirma Jake Jinkun Chen, líder del trabajo.

‘F. nucleatum’ también puede generar una inflamación generalizada grave, que es un síntoma de muchas enfermedades crónicas, como la diabetes de tipo 2 y la enfermedad de Alzheimer.

Chen y sus colegas creen que al atacar la ‘F. nucleatum’ pueden frenar la propagación y la progresión de al menos dos epidemias: la enfermedad periodontal, que afecta al 47 por ciento de los adultos estadounidenses mayores de 30 años, y el Alzheimer, que afecta a 6,5 millones de estadounidenses en la actualidad y se espera que aumente a más de 14 millones en 2060.

Las últimas investigaciones, realizadas en ratones, muestran que ‘F. nucleatum’ provoca una proliferación anormal de las células microgliales, que son células inmunitarias del cerebro que normalmente eliminan las neuronas dañadas y las infecciones y ayudan a mantener la salud general del sistema nervioso central.

Los investigadores descubrieron que este exceso de células microgliales también creó una mayor respuesta inflamatoria. Se cree que la inflamación o infección crónica es un factor determinante en el deterioro cognitivo que se produce a medida que avanza el Alzheimer.

«Nuestros estudios demuestran que ‘F. nucleatum’ puede reducir la memoria y las capacidades de pensamiento en ratones a través de determinadas vías de señalización. Esto es una señal de alarma tanto para los investigadores como para los médicos», afirma Chen.

En el pasado, los científicos han planteado posibles vínculos entre la enfermedad periodontal y el Alzheimer. Aunque la nueva investigación no demuestra que la enfermedad periodontal relacionada con el ‘F. nucleatum’ conduzca directamente a la enfermedad de Alzheimer, el nuevo estudio sugiere que la enfermedad periodontal causada por el ‘F. nucleatum’ y dejada sin tratar o mal tratada podría exacerbar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. A la inversa, el tratamiento eficaz de la enfermedad periodontal en quienes tienen Alzheimer en fase inicial podría ralentizar la progresión del Alzheimer.

«Los análisis de la carga bacteriana y el grado de los síntomas podrían convertirse algún día en una forma de medir los efectos de ‘F. nucleatum’ y gestionar el tratamiento para frenar la progresión tanto de la enfermedad periodontal como del Alzheimer», detalla Chen.

Su investigación también sugiere posibles dianas farmacológicas que podrían aplacar específicamente la inflamación local y sistémica causada por ‘F. nucleatum’ en un entorno periodontal.

Sigue leyendo

Tendencias

Candida auris, el hongo “asesino” que se propaga por el mundo

Publicada

on

Los medicamentos actuales no son especialmente eficaces contra los hongos y la situación es cada vez más difícil porque estos organismos están desarrollando resistencia a los tratamientos antimicrobianos, al igual que las bacterias.

La Candida auris es un patógeno emergente que se conoce desde hace unos cinco años. Se trata de un hongo muy agresivo y altamente resistente a los principales antibióticos. Preocupa ahora porque la comunidad científica ha detectado que está proliferando debido al calentamiento global.

Las alarmas saltaron hace unos días tras conocerse el caso de un paciente que ingresó en el hospital All’Angelo en Mestre (Italia). El paciente es un veneciano que trabaja en el extranjero y regresó después de haber sido operado fuera de Italia de otras enfermedades graves. Y es precisamente en el centro de salud extranjero donde el hombre pudo haber contraído esta infección propia de los ambientes hospitalarios.

Conocido como el “hongo asesino”, Candida auris causa infecciones invasivas graves y brotes con una alta mortalidad. De hecho, puede acabar con la vida de la mitad de los afectados en tres meses. Las posibilidades de no sobrevivir a la infección fúngica oscilan entre el 30 y el 70%, dependiendo de las patologías previas de los pacientes. Puede provocar infecciones graves en las personas vulnerables, pero sobre todo preocupa por su contagiosidad, ya que se puede transmitir por contacto con una persona infectada, pero también con superficies.

“Puede colonizar la piel de las personas y contaminar las superficies y el medio ambiente”, confirma al medio Corriere del Veneto, director de Microbiología del Hospital All’Angelo, Claudio Scarparo. “Es difícil de erradicar porque es resistente a los antisépticos comunes. En Liguria tardaron dos años en deshacerse de él”, explica en referencia a un brote del hongo en Italia en 2019. “Hemos hecho test a todas las personas hospitalizadas en planta, al sanitario y a las superficies y de momento los resultados son negativos”, añade el experto.

La Candida auris se aisló por primera vez en 2009 en Japón. Sin embargo, el primer espécimen conocido hasta la fecha data de 1996 y fue identificado retrospectivamente en algunas muestras coreanas. Desde entonces, la cantidad de casos ha aumentado rápidamente y ya se ha propagado en más de 50 países. En Europa, los primeros brotes se detectaron por primera vez en 2015 en Francia y también se han aislado algunos casos en Liguria y Emilia-Romaña (Italia).

La presencia de este patógeno solo puede establecerse mediante análisis microbiológicos específicos , ya que los síntomas de la infección son bastante generales e incluyen dolor muscular, dificultad para tragar, fiebre, fatiga y acidez estomacal. Lo que más sorprende es su capacidad de resistencia a los medicamentos. Alrededor de 9 de cada 10 de los casos aislados hasta el momento, han mostrado resistencia al menos a una de las tres clases de antifúngicos (equinocandinas, azoles y polienos) típicamente utilizados para este tipo de infección.

Sigue leyendo

Tendencias

OMS en alerta por nueva variante del Covid-19

Publicada

on

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está en alerta por la aparición y propagación de una nueva variante de la Covid-19, la cual es conocido como “centauro” (BA.2.75). Según los datos de la institución, la cepa ya se encuentra circulando por diez países.

El organismo apuntó que está especialmente preocupada por la gran propagación en la India. En este país, la OMS detectó que hay una rápida reproducción de la variante, puesto que ya supone el 20% de los casos totales en el subcontinente indio.

La variante ya fue detectada en India, Australia, Canadá, Alemania, Nueva Zelanda, Reino Unido, Israel y Estados Unidos.

Los análisis indicaron que se trata de una variante perteneciente al linaje de la reconocida ómicron. Sin embargo, estudios apuntan a que la velocidad de expansión puede quintuplicar a sus predecesoras, entre las cuales ha destacado su alta capacidad de contagio.

La científica Soumya Swaminathan precisó que centauro cuenta con varias mutaciones en la proteína de la espícula, la cual es la puerta de entrada del virus al cuerpo humano. Sin embargo, en total cuenta con 16 variaciones, según reseñó El Heraldo.

NUEVA VARIANTE PUEDE SER MÁS VIRULENTA

Producto de las mutaciones en la proteína de la espícula, los especialistas sospechan que esta variante puede ser más virulenta. Esto se debe a que es más indetectable para el sistema inmune, tanto para vacunados como no inmunizados.

La comunidad científica está en alerta por esta nueva variante, dado que cuenta con grandes diferencias con las cepas anteriores. Por lo tanto, los especialistas pretenden seguir investigando las mutaciones y determinar el riesgo que puede significar.

Sin embargo, como consecuencia de la insuficiente información, la OMS todavía no agregó la variante centauro a la lista de Variante de Preocupación (VOC). Las próximas semanas serán vitales para determinar el alcance de la mutación y concretar su alcance.

Sigue leyendo

Tendencia

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: